viernes, 27 de junio de 2008

Por qué no deben trabajar los niños



Las razones por las cuales los niños, no deberían trabajar son las siguientes:
El trabajo entorpece el libre desarrollo del niño y la niña: le quita tiempo o le entorpece el estudio.
El trabajo no permite al menor ser un niño o una niña, por ejemplo, no le da espacio para la lúdica, tiempo normal para los niños del mundo.
El trabajo atenta contra los derechos fundamentales del niño.
El trabajo puede poner en riesgo su salud mental y física, por ejemplo, existen labores que entorpecen el normal crecimiento (trabajar en un socavón) o atrofian su cuerpo.
El niño y la niña no tienen todavía el criterio para tomar decisiones, por lo tanto, el niño o la niña que trabaja están siempre obligados a ello. A nos ser que los tutores de los niños consientan o les obliguen a trabajar a partir de los 16 años.

No hay comentarios: